Bizcocho de chocolate

 

 

Para inaugurar nuestro canal en youtube, me he puesto manos a la obra con esta receta tan clásica y tan fácil del bizcocho de chocolate. Tan fácil, tan fácil, que he tenido unos pequeños ayudantes….así que no tengáis en cuenta la mala calidad de las imágenes,¡ tened en cuenta que es un niño! Aquí todo es de casa.. hasta el cámara,¡¡¡ Jejeje!!!

20150415_093714Ingredientes: 3 huevos

1 medida de nata de cocinar

2 medidas de azúcar moreno

3 medidas de harina

1/2 sobre de levadura química

1/2 medida de aceite de girasol

1/2 medida de leche

1/2 medida de cacao en polvo
 

 

Vídeo: Susana García.

Texto: Susana García.

 

Sopas de ajo

Sopa Castellana

La dureza del invierno y la escasez de productos frescos hacen que el ingenio funcione y nos regale recetas que nos identifican tanto a esta tierra cómo la sopa de ajo.
Labriegos, ganaderos y artesanos de ésta tierra se han alimentado durante siglos con este reconstituyente natural que les aportaba gran cantidad de nutrientes energéticos, pero sobretodo, calor, alimento y salud. Según el dicho popular:

Siete virtudes tienen las sopas:
quitan el hambre y sed dan poca.
Hacen dormir y digerir.
Nunca enfadan y siempre agradan.
Y crían la cara colorada.

Es uno de los platos mas representativos que tenemos, pero también del que más variantes exiten. Y es que si atendemos a su origen humilde se explica fácilmente, el día que no “había”, contaba con ajo, pan duro, pimentón, sal y agua. Y el que tenía la suerte de pillar el día que si “había”, se encontraba con una sopa a la que se le añadía jamón o chorizo de la matanza o incluso huevo.
La receta que nosotros manejamos es la sencilla. Sin “tosta” (costra) por encima, pero no por ello menos agradecida. Os contamos como lo hacemos.

INGREDIENTES:
Ajo recién picado
Jamón picado fino
Pimentón Okal(mitad picante, mitad dulce)
Pan duro(pan castellano o fabiola, ni barra ni baguette….)
Agua y sal.
Aceite de oliva.

PREPARACIÓN:
Antes de picar el ajo, partirlo por la mitad y quitar el centro del ajo para que no repita.
Sofreirlo en aceite junto con el jamón sin tostar, añadir el pimentón, sin dejar tostar también y añadir el agua. Si se desea un picante extra añadir junto al ajo una guindilla troceada. Añadir la sal al gusto (no excesiva, el pan de después también tiene su sal) al caldo y dejar cocer y reducir hasta que la sopa coja el sabor y se reduzca un poco.Durante este proceso se puede ir cortando el pan en rodajas finas.
Cuando el caldo esté preparado, sin quitar del fuego, añadir el pan. Remojarlo bien, quitar del fuego y dejar reposar.
Os dejamos un pequeño vídeo.

¿Cómo las hacéis vosotros? Contadnos vuestra experiencia. Y si tenéis dudas, aquí estamos, bodegueros.

Texto: Susana Garcìa.
Vídeo: Susana García.